Sofía Zuluaga Zuluaga, la antioqueña que se apasionó por la esgrima al ver una serie de televisión

Sofía Zuluaga Zuluaga, la antioqueña que se apasionó por la esgrima al ver una serie de televisión

Por Andrés Esteban Marín Marín – Indeportes Antioquia.

En el centro de la imagen, la antioqueña Sofía Zuluaga Zuluaga, quien logró la medalla de bronce en espada, en el Gran Campeonato Nacional de Esgrima.

En pleno confinamiento generado por la pandemia del Covid-19, Sofía Zuluaga Zuluaga se enganchó con una serie de televisión animada. Se trataba de Miraculous Ladybug, producción francesa que cuenta historias de dos adolescentes con poderes y donde sus personajes utilizan espadas para defenderse.

Desde ese momento, se interesó por lo que estaba viendo y empezó a buscar información en internet. Les manifestó a sus papás que quería practicar esgrima, pero ellos desconocían de qué se trataba. Inclusive, pensaron que eso solo existía en Europa.

“Siempre quisimos que hiciera deporte. Ensayó con muchos. Un día me dijo que la trajera al estadio y lo hice para que aprovechara el tiempo. Le entregaron las tres armas para que las conociera y se quedó con la espada”, comentó Gloria Patricia Zuluaga Franco, mamá de Sofía, quien la acompaña a los campeonatos y vibra con cada movimiento.

Sofía tiene 15 años, estudia noveno grado en el colegio San Ignacio de Loyola y es una de las representantes antioqueñas que participa en el Gran Campeonato Nacional de Esgrima, certamen que inició el viernes 5 y que se extenderá hasta el domingo 7 de agosto, en el coliseo de combate Guillermo Gaviria Correa, ubicado en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín.

Antes de entrar a la pista, Sofía recordó su primera vez, aquella, cuando su mamá, la llevó a las afueras del coliseo: “no sabía nada y fue confuso, pero cuando me enseñaron las posturas y la guardia, uno se adapta fácil y aprende rápido”.

Sofía Zuluaga Zuluaga, la antioqueña que se apasionó por la esgrima al ver una serie de televisión

En la imagen, Luis Javier Zuluaga Gutiérrez y Gloria Patricia Zuluaga Franco, padres de Sofía (en el medio), quienes la alentaron durante su participación en el Gran Campeonato Nacional de Esgrima.

Una de las razones por las cuales está apasionada por la esgrima y, aún más, por la modalidad en la que compite (espada), es que no solo es físico, también se requiere de análisis. Lo que la lleva a planear y armar estrategias.

“Lo primero es siempre es la distancia. Luego planeo qué hacer, si quiero atacar o que me ataquen, e ir acoplando al rival para que haga lo que uno quiere”, expresó Sofía, mientras esperaba el llamado para entrar a competencia. Asimismo, confesó que cuando está en la pista se olvida de todo, que la esgrima la relaja y que cada situación le enseña a tomar decisiones.

El apoyo de sus papás es permanente. Son conscientes de los sacrificios que hacen, pero todo es retribuido por su disciplina, cumplimiento y esfuerzo, lo que hace que se sientan orgullosos. Sueñan con verla competir internacionalmente.

Cada logro de Sofía los emociona, así, como sucede con Luis Javier Zuluaga Gutiérrez, su padre, a quien nunca se le borrará de la memoria esa primera medalla nacional obtenida y el reconocimiento que le hicieron en el colegio.