Indeportes Antioquia 50 años (49): en este episodio “La década de 1980, entre medallas, títulos y tristezas”, (cuarta parte)

Hoy presentamos la entrega 49 de esta serie, correspondiente a la cuarta parte del capítulo 20 del libro Indeportes Antioquia 50 años, editado en 2019. (En la foto de arriba, Luis Eduardo Cuervo Tafur, otrora tenismesista antioqueño. Foto archivo)

La década de 1980, entre medallas, títulos y tristezas

Joselio Fanor, gloria pasajera

El luchador chocoano, hecho deportista en Antioquia, Joselio Fanor Mosquera, logró el título mundial a los 17 años. Fue en el Campeonato del Mundo celebrado en Clermont-Ferrand, Francia, el 25 de julio de 1985. Se alzó con el oro en la categoría de los 68 kilogramos, modalidad grecorromana. Antes de llevarse el título, Joselio Fanor tuvo que vencer a seis rivales, de Francia, Italia, Bélgica, Yugoslavia y Hungría.

En 1984, Joselio ganó el título panamericano en el certamen celebrado en Buenos Aires, Argentina. Y al año siguiente lo ratificó en Cali. El final de este exitoso luchador fue doloroso. Quiso incursionar en el boxeo y fracasó, pagó una condena de 7 años en una cárcel estadounidense. Cuando volvió al país, fue asesinado el 23 de febrero de 2005.

En esta misma década, otro luchador antioqueño Óscar Byron Muñoz, tuvo el honor de ser sexto en los Juegos Olímpicos de Seúl, 1988. A esos Juegos asistieron 40 deportistas nacionales y Óscar fue uno de los que consiguió mejor figuración. (Aquella vez hubo una sola medalla, bronce para el boxeador Jorge Eliécer Julio). Por ese mismo tiempo, fueron también excelentes luchadores Edward Samuel Quintero, Juan Guillermo Foronda, Carlos Eduardo Giraldo, entre otros.

Tenis de mesa, Cuervo fue su figura

Luis Eduardo Cuervo, actual subgerente de Altos Logros y Deporte Asociado de Indeportes Antioquia, fue un tenismesista de primer nivel y alcanzó grandes triunfos para el departamento. (En la foto, Luis Eduardo Cuervo Tafur, izquierda, con integrantes del equipo de tenis de mesa de Antioquia en los Juegos Nacionales de 2019)

“Ser deportista a mí me cambió la vida. Comparado con mis hermanos, yo noto que el hecho de haber sido deportista de alto rendimiento me abrió más oportunidades laborales, relacionarme con muchas personas. El camino de una persona normal y el de un deportista son muy diferentes. El deporte forma el carácter, da disciplina, es muy valioso aprender, viajar, conocer el mundo. Yo fui 10 años la primera raqueta en Colombia y eso me dio la oportunidad de competir a nivel internacional y forjó mi vida. Yo me gané tres medallas de oro en los nacionales de Cartagena. Fui a tres Juegos Nacionales”.

Además, formó parte de la delegación nacional a los Juegos Bolivarianos celebrados en Maracaibo, Venezuela, en 1989, donde obtuvo medalla de bronce en individual y dobles, haciendo pareja con Víctor Suaza.

Otros tenismesistas de esa época fueron: Diana Casas, Helena Vargas, Juan Camilo Peláez, Víctor Suaza, Marleny Ramírez, Hilda Hernández, Rosalba Ospina y Angélica Hurtado. También figuraron Mariela Ramírez, Catalina Duque, Michel Montoya, María José Jiménez y Andrés Mira, quienes eran juveniles que iniciaron su participación en los Juegos Nacionales de 1988.

Audio de este texto AQUÍ – Texto en formato .pdf AQUÍ

Realización: Oficina de Comunicaciones de Indeportes Antioquia.
Autora del texto original: comunicadora social, Esperanza Palacio Molina
Adaptación de textos para radio y locución: Juan B. Estrada Mosquera.
Año: 2020 @copyright.