Indeportes Antioquia 50 años (46): en este episodio “La década de 1980, entre medallas, títulos y tristezas”, (primera parte)

Hoy presentamos la entrega 46 de esta serie, correspondiente a la primera parte del capítulo 20 del libro Indeportes Antioquia 50 años, editado en 2019. (En la foto tomada del perfil de facebook de Ana María Jaillier, a la derecha, la citada deportista)

La década de 1980, entre medallas, títulos y tristezas

El deporte antioqueño navega entre ilusiones y hazañas.

Cuando hay que hacer resúmenes, recuentos, listas, destacados, comparaciones o cosas parecidas, siempre se cae en la injusticia, nunca se enumeran todos los que son o se menciona uno que otro que no encaja. En fin, de esto se trata este ejercicio: resumir, a grandes rasgos, a los deportistas antioqueños más destacados en los años 80. Y no es fácil, ni justo, ni certero, pero…

Lo cierto es que Antioquia guarda una gran historia deportiva, desde el siglo pasado y dentro de esa historia, la década de 1980 fue una con muchos triunfos, pero, sobre todo, con muchos nombres para resaltar, valorar y recordar. Entonces hay que recoger nombres y hazañas de aquí y de allá, imposible reseñarlos todos sin caer en la injusticia, pero hay que hacerlo.

Ana María Jaillier, ejemplo

Es mejor empezar al azar, pero con cierta intencionalidad. Por ejemplo, hablar de una mujer, de su deporte poco mencionado y de su vida impecable, todo por lo cual sigue siendo referente para las niñas y jóvenes de hoy.

Ana María Jaillier Correa ha sido la mejor softbolista colombiana de todos los tiempos. Y ese título no tiene discusión, porque fue campeona nacional, suramericana y centroamericana con la selección de Antioquia y de Colombia. Y para confirmar su calidad, hoy figura en el Hall de la Fama del sóftbol mundial.

Nació el 24 de abril de 1968. Es ingeniera civil. Inició su formación a los 11 años en la escuela de sóftbol de Antioquia. “En 1982, cuando tenía 14 años, comencé a ser parte de las selecciones de Antioquia y Colombia hasta el año 2005. Aunque en 2011 volví a participar en un torneo nacional”, (tenía 43 años).

Lo que para ella significa ser deportista, es una reflexión que podrían poner en práctica los jóvenes deportistas de hoy: “Lo mejor de mi carrera en el sóftbol fue la gran formación en valores, como el trabajo en equipo, la orientación al logro, el liderazgo, las relaciones interpersonales, la disciplina y el compromiso, todos ellos súper importantes en la vida, en cualquier rol que se desempeñe. Los amigos son otro gran tesoro durante la etapa competitiva y viajar a muchos países”.

Ana María era una lanzadora cuyas fortalezas estaban en la velocidad, el control y la variedad de lanzamientos. Además de competir y ser figura de Antioquia en varias ediciones de los Juegos Nacionales, ella compitió en tres Campeonatos del Mundo. “Participar en tres mundiales fue un hito, un hecho muy importante. Pero también los Juegos Nacionales eran espacios muy importantes para conocer y compartir con otros deportistas de otras disciplinas y acompañarnos en las diferentes competencias para contribuir con el triunfo de nuestro departamento”.

Hay un detalle. En los Juegos Nacionales de 1985, Ana María también compitió en el lanzamiento de la jabalina. Al estilo de los grandes atletas de las décadas del 50 y del 60 que combinaban con acierto varias modalidades.

Otras softbolistas importantes, de ese tiempo, fueron Teresa Martínez, Adriana Gallego, María Elena Galeano, Sandra Pérez, Marta Solano, Isabel Cristina Uribe, Edna Zapata. Entre tanto María Teresa Mejía se destacó como juez internacional.

Audio de este texto AQUÍ – Texto en formato .pdf AQUÍ

Realización: Oficina de Comunicaciones de Indeportes Antioquia.
Autora del texto original: comunicadora social, Esperanza Palacio Molina
Adaptación de textos para radio y locución: Juan B. Estrada Mosquera.
Año: 2020 @copyright.