En emotivo acto, Indeportes entregó incentivos económicos a sordoatletas que se destacaron en los Sordolímpicos de Atletismo en Brasil

El Instituto Departamental de Deportes de Antioquia, Indeportes Antioquia, en acto realizado el jueves 9 de junio en sus instalaciones, reconoció a los sordoatletas Diego Fernando Álvarez Ramírez y Rubén Darío Carrillo Casadiego, quienes, recientemente, dejaron en alto los colores de Colombia y de Antioquia, en los Juegos Sordolímpicos de Atletismo, en Caixa do Sul, Brasil. (En la imagen, de izquierda a derecha: Dioni Esteban Sánchez Diosa (entrenador), Diego Fernando Álvarez Ramírez y Rubén Darío Carrillo Casadiego. (Foto: Andrés Esteban Marín Marín – Indeportes Antioquia).

Tanto a Diego Fernando como a Rubén Darío, Indeportes Antioquia les entregó un incentivo económico como gratitud por su destacada representación y los logros deportivos alcanzados en estas justas. En total, el incentivo entregado por la entidad a los paratletas ascendió a 70 millones de pesos.

“Me siento muy orgulloso por esto. Quiero que todas las personas con discapacidad se mentalicen que es fácil. Algunos se ponen tristes porque piensan que es difícil o que no pueden lograrlo, porque a veces hay adversidades y dificultades. Claro que se puede, ¡se pueden lograr los sueños!”, expresó Diego Fernando con el apoyo de su intérprete.

Diego Fernando le entregó a Colombia la primera presea de oro de atletismo en unos Juegos Sordolímpicos. El atleta, de 25 años, la consiguió en los 400 metros planos. Igualmente, Diego Fernando y Rubén Darío obtuvieron la medalla de plata en el relevo de 4×100 metros.

“Para nosotros es un motivo de fiesta y de celebración. Esta es una vida dedicada a un deporte, donde cada medalla hace parte de la dedicación y del trabajo diario”, comentó Héctor Fabián Betancur Montoya, gerente de Indeportes Antioquia.

Este logro también es de su entrenador. Se trata de Dioni Esteban Sánchez Diosa, de la Selección Antioquia de Sordos en Atletismo, y quien actuó como técnico de la Selección Colombia en los Juegos Sordolímpicos. El estratega antioqueño expresó emocionado: “me siento orgulloso y doy gratitud. Disfruté de este momento. Es un proceso destacado, donde me enfoqué con Diego. Empezamos a trabajar desde la confianza”.

Uno de los momentos emotivos fue el acompañamiento de las familias de los atletas en el acto de reconocimiento, algunos de manera virtual y otros lo hicieron presencialmente. Se trató de una sorpresa para Diego Fernando y Rubén Darío.