A “Don Rafa”, lo pescaron Antioquia, los medios de comunicación y el bicicrós

Todo comienzo tiene su fin y para Rafael Ángel Pérez Leguizamón este año terminan sus andanzas en Antioquia, los medios de comunicación y el bicicrós antioqueño. Después de 44 años, se retira de sus actividades, para disfrutar de la jubilación, en Planeta Rica (Córdoba), al lado de su hija Claudia Milena Pérez Franco y de sus nietos Andrés David y Samuel David. Los otros integrantes la familia, dos hijos y cuatro nietos más, viven en Estados Unidos, país en el que ya estuvo.

Pérez Leguizamón, nativo de Pesca, Boyacá, se casó con María del Rosario y llegó a Medellín en 1960. En la capital de la montaña, en 1962, con 16 años de edad, comenzó a laborar como locutor de planta en la Voz del Triunfo (1.050 AM). Luego, narró fútbol en 1972 en La Voz de La Candelaria (1.350 AM), en donde lo acompañaron, en los comentarios, Fernando Panesso Serna y Bernardo Ramírez Valencia.

Unos años después, fundó la revista Extradeportes, que salía cada mes y se enfocaba en fútbol aficionado. Allí, estuvo con Luciano González Sequea y con Jorge Luis Cano. El impreso vivió dos años.

A Urabá, al municipio de Apartadó, llegó en el 63 como agente viajero de la empresa “Armando Huertas y Cía.”, distribuyendo productos para baterías, labor que intercalaba con su trabajo en la radio en Medellín.

En la capital de Antioquia, más adelante, fue director ejecutivo del programa “Nueva Generación de Fútbol”, proyecto que trajo Ernesto Escobar Meneses de Brasil y que apoyaron Hernán Gómez Agudelo, Héctor Mesa, Óscar Estrada y Darío de Greiff, entre otros.

Con Antonio Roldán Betancur, presidente de la Junta Deportes de Apartadó y médico en el municipio, en 1976 fundó el periódico “Urabá 76”, el que cada 30 días entregaba información general. “Recuerdo que, en ese impreso, Francisco ¨Kiko¨ Barrios era nuestro reportero gráfico”.

En 1977, Pérez Leguizamón, recogió todos sus bártulos y recaló en Concordia, en Radio Suroeste (1.280 AM). Por esa emisora realizó el cubrimiento de los primeros Juegos Departamentales (1977). Hasta 1984, narró las clásicas regionales de ciclismo. Recuerda con añoranza que en 1982 creó, en Ciudad Bolívar, el club CISA de ciclismo.

Rafael Ángel relata bicicrós desde 1983. Su primera competencia al micrófono fue el Grand Prix Internacional que tuvo lugar en la pista del Club Croacia, uno que quedaba por la autopista Medellín – Bogotá, cerca de donde ahora está el peaje de esa vía, ahí arriba de Copacabana.

Desde 1984 se vinculó de llenó con la Liga Antioqueña de Bicicrós americano. Allí, trabajó como director ejecutivo, (85-88), lideró la construcción de 50 pistas en el departamento, organizó más de 60 clubes, capacitó 130 técnicos y vio nacer, crecer y ser grande, en BMX, a Mariana Pajón Londoño a quien le narró muchas de sus carreras. También estuvo en Puerto Rico como coordinador nacional de bicicrós (89-90).

En 1977 transmitió por Radio Suroeste de Concordia, con Carlos Alberto Montoya (lleritas en esa época ahora Calandrio) y bajo la dirección de Hernando Bedoya, los primeros Juegos Departamentales de Antioquia.

“En esos primeros juegos, que ganó Turbo y se hicieron en Turbo y Apartadó, solo llegamos tres periodistas del interior de Antioquia: Guillermo Manrique Patiño, quien después cubrió 40 juegos más, Joaquín Sánchez y Rafael Pérez Leguizamón”, comenta el boyacense que quiere terminar sus años en las ganaderas tierras de Córdoba.

“Recuerdo que, en 1977, de la región también estuvieron en el cubrimiento de certamen deportivo William Martínez de RCN Urabá de Apartadó, Fernando Fonseca de Ondas del Darién y Jorge Luis Henao de Radio Prosperidad, finadas emisoras turbeñas”.

Aquí, en Apartadó en 2019, Rafael Ángel Pérez Leguizamón cerrará su ciclo del que se va alegre. También nostálgico, lleno de satisfacciones y con unas cuantas frustraciones, extasiado de amigos y, por encima de todo, feliz por el deber cumplido.

Salud querido don Rafa…

Luis Fernando Loaiza Gallego. Indeportes Antioquia.