Sol y calor, dos obstáculos superados para clasificar en fútbol

La alta temperatura y el sol intenso que acompañó la realización de los partidos, fue la queja generalizada, durante la primera fase del torneo de fútbol masculino.

En el estadio Diego Carvajal, durante cada uno de los tres primeros días de competencia se disputaron cuatro partidos, entre 9:00 de la mañana y 6:00 de la tarde. Bajo el inclemente sol, los jugadores se notaron agobiados por el intenso calor, sobre todo en el segundo encuentro de la jornada, desde las 11:00 a.m., y en el tercero, desde la 1:00 p.m. El equipo antioqueño fue uno de los más afectados, ya que dos de los tres partidos que disputó, los tuvo a segunda hora en el mediodía.

“Jugar a esa hora es terrible para los futbolistas de todos los equipos, el ritmo de competencia va a ser mucho más bajo, donde la intensidad física y cognitiva van a bajar por la deshidratación y el cansancio”, dijo el preparador físico de la selección Antioquia, Nicolás Ramírez.

Un equipo fuerte

Pese a ello, el seleccionado estuvo por encima de las adversidades y este jueves disputará una de las semifinales, frente a Atlántico. En los partidos, fue importante la parte física y Ramírez expresó al respecto: “El desempeño físico, obviamente se ha disminuido, por (culpa de) la organización del torneo, ya que es algo inhumano; pero, en general el equipo está bien, se nota que puede competir aún más, expresando la idea de juego que siempre entrenamos”.

Afortunadamente, el cuadro paisa no tiene lesionados y todos los futbolistas están disponibles para ser empleados por el técnico Alexander Mena ante los atlanticenses.

Ramírez expresó también que “lo más importante en este tipo de torneos es estar pendiente de la hidratación, de la alimentación y del descanso. También es un gran aporte y un valor agregado tener a los fisioterapeutas (dos) las 24 horas y, en conjunto con ellos, hacer un trabajo de recuperación con los jugadores”.

Se hace el trabajo de reposición de electrolitos y restablecimiento de sus funciones deportivas, por medio de medios terapéuticos como la crioterapia, los estiramientos pasivos y la masoterapia a los jugadores, luego del partido y en las horas siguientes. “Eso es lo más importante, tener a los deportistas recuperados alimenticia y físicamente”, indicó el ritmo.

Baja el ritmo

Recalcó que hay que tener en cuenta que en esta época del año ya hay jugadores que han disputado muchos partidos con sus equipos y la selección. Ellos traen una carga de trabajo notable y el rendimiento de algunos se ha disminuido, con respecto a otros torneos. “Obviamente, a todo eso se suma la alta temperatura y la humedad, que hay acá en Magangué, pero nosotros tratamos de controlar todo eso manejando la hidratación, el descanso y la alimentación”, indicó el profesional de la salud.

Luego de empatar con Bogotá el martes, en Magangué, la selección regresó a Sincelejo. Este miércoles tienen su sesión de recuperación y de integración en el hotel de concentración. Además de la recuperación física de los futbolistas, el cuerpo técnico está pendiente de la estrategia para el partido en el que buscará su paso a la final. El sol ya no será un problema, porque los próximos partidos se disputarían en horario nocturno.

Carlos Arturo Castañeda Quant – Periodista de Antioquia en Magangué.