Indeportes Antioquia 50 años (31): los Juegos Deportivos Departamentales de Antioquia, episodio 2

Hoy presentamos la entrega número 31 de esta serie, correspondiente a la segunda parte del capítulo 15 del libro Indeportes Antioquia 50 años, que habla de los Juegos Departamentales.

Más que deportistas, un puñado de amigos, los integrantes de Santa Bárbara, en voleibol 1979

“A La Ceja llegamos con muy poco apoyo”, comenta el hoy médico Edgar Rivera González, integrante del equipo de voleibol de Santa Bárbara, quien recuerda a Ignacio Ramírez Ballesteros, dueño de Radio Santa Bárbara, como benefactor de la causa. “Ganamos voleibol con un equipo de 10 amigos y eso sirvió para, con los resultados de atletismo, llevarnos el título general de esos segundos juegos”, añade el galeno.

Santa Bárbara ganó el título el último día, gracias a la gesta de Doris Mosquera quien nunca había corrido una prueba de atletismo, pues su fuerte era el voleibol. Animada por el resto de la delegación, Doris participó en los tres mil metros, donde fue primera y dio los puntos que necesitaban los santabarbareños para ser primeros y superar a las potentes delegaciones de Urabá.

De esa gesta de Santa Bárbara en La Ceja del Tambo, hicieron parte, entre otros, Jimmy Vásquez, quien orientó el equipo de voleibol y los voleibolistas Javier Ramírez, Héctor Valencia, Juan Guillermo Román, William Cardona, Alveiro Morales, Carlos Mejía (QEPD) y Edgar Rivera. Igualmente, el atleta Héctor Blandón ganador de la maratón y los cinco mil metros y claro, Doris Mosquera.

Aparte de Santa Bárbara, en La Ceja del Tambo también ganaron medallas los siguientes municipios: Turbo, Jardín, Apartadó, La Ceja del Tambo, Itagüí, Puerto Berrío y varios barrios de Medellín.

“Antonio Roldán Betancur, como director ejecutivo de Coldeportes Antioquia, Rodrigo López Ríos como director general de los juegos y Jorge Tobón Villamizar como alcalde de la sede, le cumplieron a cabalidad a la familia deportiva de Antioquia”, comenta el cronista Frank Piedrahíta Bedoya en la revista de los 25 años del certamen deportivo.

Caucasia fue campeón

Segovia y Jericó realizaron los terceros juegos en 1980. A diferencia de las dos primeras ediciones, las fechas fueron disímiles. En el municipio del Nordeste, del 26 al 30 de marzo y en “la Atenas” del Suroeste, del 9 al 13 de abril. El título fue para Caucasia.

Jorge Montoya Lambis, docente desde 1975 (español y literatura), cuenta que los torneos de los deportes de conjunto, excepto voleibol, se realizaron en Segovia y las disciplinas individuales más voleibol, en Jericó, “el pueblo de las iglesias”.

Montoya Lambis narra que el título general de Caucasia se basó en el grupo de atletismo, pues ganaron en masculino y femenino. Entre sus pupilos se destacaron Víctor Berrío Salgado en 100 y 200 metros, Ana Rita Méndez Pérez en impulsión de la bala y Marco Fidel Rodríguez en salto largo.
En los terceros juegos, Turbo siguió ganando en baloncesto masculino, mientras que el Suroeste continuó reinando en voleibol. Esta vez con Jardín en femenino y Andes en masculino. También ganaron medallas de oro, en esa ocasión, Rionegro, Salgar, Apartadó, Cisneros, Itagüí y los metropolitanos (barrios de Medellín). En Segovia, Jardín quedó campeón de baloncesto femenino y de ese quinteto hizo parte Luz Nelly Colorado Sánchez, quien a los 13 años debutó en Apartadó en 1977 y se ha mantenido vigente en las 41 ediciones que van de los juegos. Primero como jugadora y luego como entrenadora.

La tripleta porteña, es decir de Puerto Berrío

En 1981 se realizaron dos ediciones de los Juegos y en ellas comenzó el reinado de Puerto Berrío. Primero, en marzo, Frontino fue sede de los, a partir de ese año, Juegos Departamentales y, luego en noviembre en Itagüí.

A Frontino llegaron delegaciones de 51 poblaciones y 13 barrios de Medellín. Para participar se empezó a exigir marcas mínimas y se limitaron las edades de algunos deportes. Por su parte, en Itagüí, con el liderazgo de Óscar López Escobar (QEPD), en la Junta de Deportes, surgió el ciclista Reynel Montoya de San Vicente Ferrer; se añadió el fútbol de salón y hasta se hizo una exhibición de balonmano entre Itagüí y el barrio Las Esmeraldas, cuenta Frank Piedrahíta Bedoya en la revista de los 25 años de los Juegos Departamentales.

A principios de 1983, en los quintos juegos, Puerto Berrío superó a La Ceja y Rionegro, y volvió a triunfar, esta vez en Chigorodó. A finales de ese año, en Ciudad Bolívar, ganó Itagüí el primero de los nueve campeonatos que lleva.

Diego Luis Varela Meléndez, jubilado del magisterio antioqueño como docente en la Institución Educativa Antonio Nariño y el Instituto la Inmaculada de Puerto Berrío, dirigió a los atletas en Frontino, Itagüí y Chigorodó.

De esos tres logros porteños, fundados en el deporte base, recuerda a varios de sus deportistas: Jesús Beltrán Ocampo (Arepa), Marcos Caicedo, Carlos Delgado, Martín Espinosa, Mario Álvarez, Fernando Álvarez, Martín Ortiz, Juan Alberto Ortiz, Hermes Galileo y Rosmira Parra, quien ganó tres medallas de oro en Frontino 1981.

La grandeza de Puerto Berrío perduró hasta que muere el sentido de pertenencia; llegó la apatía de los deportistas, se acabó el poco apoyo y los líderes se cansaron de mendigar. De esos adalides que sustentaron la fortaleza porteña de la época, Diego Luis Varela Meléndez recuerda a Laudelino Rivera, Gabriel Ochoa, José Solano (QEPD), José Romero Sarria, Luis Eduardo Medina y Hermes Galileo.

Audio de este texto AQUÍ – Texto en formato .pdf AQUÍ

Realización: Oficina de Comunicaciones de Indeportes Antioquia.
Autor del texto original: Fernando Loaiza Gallego.
Adaptación de textos para radio: Juan B. Estrada Mosquera.
Año: 2020 @copyright.