Antioquia ya está lista para enfrentar a Risaralda

Un buen descanso siempre caerá bien. Sobre todo, después de tres días seguidos de competencia, como los que ha tenido la selección Antioquia de fútbol de salón. (Foto de Carlos Arturo Castañeda Quant)

Luego de superar 1-0 a Huila, el martes, en lo que fue su tercera victoria en el torneo, el equipo antioqueño aprovechó la jornada de descanso de este miércoles para recuperarse. La mira está puesta en la semifinal que jugará este jueves, desde las 6:00 p.m., contra Risaralda, y espera llegar a la disputa del oro en la noche del viernes.

En general, de acuerdo con lo informado por el cuerpo médico destinado por Indeportes Antioquia para acompañar al seleccionado, el grupo de jugadores estará en plenitud de condiciones para ese cotejo. Lógicamente, en un deporte de contacto no faltan los traumas, pero la situación no pasa a mayores.

“Hay dos jugadores que han presentado traumas un poco más fuertes, Julián Hernández, con un problema en una rodilla, y Víctor Hugo Pérez, en un hombro”, indicó el médico Sergio Álvarez Franco. Son dos jugadores importantes en el equipo, que aprovecharon este día de descanso para recuperarse.

Álvarez Franco indicó que se les ha hecho “recuperación con medios físicos, el hielo, y aplicando antiinflamatorios; el descanso es muy importante para una buena recuperación. Son casi 48 horas desde el partido con Huila, creo que llegarán bien al juego y no tendrán problema para competir”.

Sin problemas graves

Entre tanto, el fisioterapeuta y masoterapeuta Francisco Santamaría, quien adelanta el trabajo de recuperación con los dos jugadores, dijo que hasta el momento “no hay un deportista que tenga una lesión de consideración”. El profesional expresó que se presenta en algunos “el cansancio normal por la acumulación de la carga deportiva, la exigencia de la competencia; también muchos han manifestado que las altas temperaturas les han afectado, pero eso no tiene mayor incidencia dentro de la buena preparación que llevan hasta el momento”.

El médico agregó que el hecho de jugar en un coliseo con aire acondicionado, en una tierra tan calurosa como Magangué, ha sido un aspecto muy favorable, por cuanto hay menos problemas de pérdida de líquidos. “Se deshidratan menos, pueden competir en mejores condiciones, les ayuda más estar bajo techo y las horas de los partidos en la tarde – noche, también es favorable. El solo hecho de deshidratar aumenta el riesgo de lesiones en el deportista”, recalcó el doctor.

Están preparados

Ambos profesionales hacen un trabajo en equipo, por el bienestar de los deportistas. Santamaría destaca que se realizan varias acciones que apoyan a los jugadores para su recuperación como la crioterapia, la fijación con vendajes funcionales de algunas articulaciones para su buen desempeño en el partido y los estiramientos asistidos.

Este jueves al llegar a un partido tan importante como es la semifinal, “nuestro trabajo se concentra más en los traumas que se pueden presentar en el encuentro deportivo y en la preparación precompetitiva para que los músculos y las otras estructuras osteomusculares funcionen de la mejor manera”, dijo el fisioterapeuta.

Los pequeños dolores no faltan en los atletas, pero a la hora de la competencia todos se olvidan. El seleccionado de Antioquia saldrá este jueves a la cancha del coliseo Farid Arana, en busca de su paso a la final. La otra semifinal la jugarán Bolívar y Huila, desde las 8:00 p.m.

Carlos Arturo Castañeda Quant – Periodista de Antioquia en Magangué.